Pesca en VENEZUELA

Pesquería acutal en Venezuela

Tema Uno

En la actualidad Venezuela es el país pesquero más importante del área del Caribe Atlántico con una producción anual de aproximadamente 500.000 toneladas, consolidadas en este nivel desde finales de 1990. En su gran extensión territorial, el país posee, tanto en sus ambientes marinos como fluviales, recursos pesqueros que se caracterizan por su alta diversidad y potencialidad, sobre los cuales se han desarrollado explotaciones comerciales de creciente importancia a lo largo de los últimos 50 años. Complementariamente a la actividad extractiva comercial, la acuicultura marina y continental, como alternativa para disminuir la presión sobre los bancos naturales, han venido mostrando un crecimiento sostenido hasta alcanzar las 29.710 toneladas durante el año 2004. En Venezuela, existen dos dinámicas muy diferentes: una la del sector extractivo y otra en la acuicultura. En cada una de ellas, además, coexisten dos sectores: el artesanal y el industrial. La actividad en el sector extractivo es dominada por el subsector pesquero artesanal marítimo. En contraste con otros países de América Latina, este subsector en Venezuela contribuye con una parte significativa de las capturas totales del sector. Ello se debe en gran medida al ordenamiento del recurso sardina, cuya pesquería está limitada por ley a los pescadores artesanales. La actividad pesquera de Venezuela se centra principalmente en la producción de dos especies marinas tales como la sardina (Sardinella aurita) y el atún aleta amarilla (Thunnus albacares), las cuales representan aproximadamente el 54% de las capturas nacionales, siendo el primer rubro de origen artesanal y el segundo objeto de la pesca industrial de altura. Ambos generan un importante nivel de empleo y de movimiento industrial dentro del sector. Además de tomar en cuenta lo anterior, el resto de la producción se orienta hacia la obtención de un alto volumen de otras especies provenientes sobre todo de la pesca artesanal marítima, observándose además, una tendencia creciente en el cultivo de rubros de la acuicultura, tales como el camarón marino, especies autóctonas como la cachama, así como ciertos moluscos como la pepitona, de los cuales existe una alta potencialidad en los bancos naturales. La pesca continental tiene una menor importancia relativa en comparación con la pesca artesanal marítima o la industrial, contribuyendo con máximo histórico de apenas un 12% al total de producción nacional.

Tema Dos

SUBSECTOR DE LA PESCA MARITIMA Con respecto al total de capturas reportadas por las diferentes pesquerías, el subsector marítimo artesanal contribuye con hasta un 70% de las capturas totales, en su mayor proporción constituidas por las correspondientes al recurso sardina. El resto del aporte corresponde a las diferentes especies provenientes de pesquerías multiespecíficas marítimas y de especies no objetivo de las pesquerías de arrastre. El subsector industrial atunero aporta alrededor de un 26% del total general proviniendo la mayor proporción de las capturas del océano Pacífico oriental (OPO), área en la cual Venezuela mantiene la tercera flota cerquera operativa. La industria de arrastre por su parte, genera sólo un 3% de la producción, concentrando sus actividades en el Golfo de Venezuela, Golfo Triste, Plataforma de Unare, costa norte del estado Sucre, noroeste de la isla de Margarita, Golfo de Paria y zona atlántica, frente al Delta del río Orinoco. A diferencia con el sector artesanal en otros países, el de Venezuela es sumamente importante en el suministro de pescado al mercado nacional. Como se ha descrito anteriormente, ello se debe en gran parte a la restricción del acceso a la pesquería de sardina, que se limita a actividades de extracción netamente artesanal. Otras pesquerías de importancia están centradas en la pepitona, cuya actividad extractiva ha generado hasta un 10% de la producción, además de la curbina, el carite, el pargo, bagres, jurel y cangrejos. El sector pesquero artesanal marítimo ha logrado gran importancia, no sólo en términos de su participación en la producción total del país, sino también por su contribución al empleo en regiones con menor desarrollo económico. 

Management applied to the main fishing activities

Las principales disposiciones aplicadas a las pesquerías atuneras nacionales son:

* Para el océano Atlántico:
• Establecimiento de tallas mínimas de captura para las principales especies objetivo en 3,2 Kg.
• Control del esfuerzo pesquero a través de un mantenimiento racional del número de unidades operativas, basándose en el nivel de esfuerzo aplicado en 1992.
• Cumplimiento en el marco de la ICCAT de cuotas no transferibles para las especies de atún blanco o albacora, pez espada y agujas blanca y azul.
• Implementación del esquema de control en puerto de la ICCAT.


* Para el océano Pacífico oriental:
• Cumplimiento de la veda espacio temporal anual por flota acordada por la CIAT para la zona del océano Pacífico oriental, como medida de conservación optativa para los períodos agosto, septiembre y noviembre, diciembre para 2004, 2005 y 2006.
• Control de tallas como resultado del empleo del método de pesca de lances de atún sobre delfines.
• Control del esfuerzo pesquero mediante el cumplimiento de las regulaciones establecidas por la Comisión empleando la capacidad representada por el número de embarcaciones incluidas en el Registro Regional de Buques de la CIAT cerrado en junio de 2002.
• Paralelamente, se han implementado medidas de conservación para la captura incidental de especies asociadas a estas pesquerías como las tortugas marinas.

Pesquería de pargo mero:

Con respecto a la pesquería de pargo mero la política más importante es la incorporación y permanencia de buques pesqueros venezolanos en las zonas de pesca ubicadas fuera de los espacios acuáticos bajo su soberanía o jurisdicción, dados los niveles de agotamiento de los recursos ubicados en aguas jurisdiccionales y el mantenimiento de la actividad que de manera tradicional han realizado los pescadores del oriente del país, sobre todo los ubicados en la Península de Macanao en el estado Nueva Esparta, en aguas bajo la jurisdicciín de estados aledaños.


Vista la orientación de la política en esta pesquería, la ordenación de la misma es sobre todo definida por acuerdos de acceso binacionales como es el caso del que se mantiene con la República de Suriname, o a través de normativas establecidas para las áreas de operación de la flota como en la Guyana Francesa (Reglamento Reglamento (CE) N 867/2004 del CONSEJO de 29 de abril de 2004). En la mayoría de las zonas bajo la soberanía de la Republica de Guyana y Guyana Francesa, los pescadores trabajan bajo la modalidad de contratos con compañías establecidas en los territorios de esos estados, condicionando la descarga de sus capturas en esas zonas, lo que le confiere el carácter legal a la actividad. 

SUBSECTOR DE LA PESCA CONTINENTAL:

La pesca continental se desarrolla bajo un esquema común de actividades básicas por parte de los diversos actores que se articulan e interrelacionan siguiendo un modelo similar al que opera en el resto de los sistemas agroalimentarios. De esta manera, miles de productores primarios diseminados en pequeñas poblaciones ribereñas a los ríos y lagos, así como en las ciudades o puertos fluviales más importantes, venden su producción a intermediarios, en sus diferentes formas de asociación. Por lo general, el intermediario asume total o parcialmente el financiamiento de la actividad de producción, encargándose a su vez de la distribución de pescado en los centros de consumo. La cadena de comercialización suele ser larga y compleja. Si bien se aprecia históricamente un aumento en el peso relativo de la pesca continental a la producción nacional, el máximo aporte ha sido de un 12%, registrado entre 1995 y 1996, el cual se corresponde con los aumentos significativos de la producción total del país.


A partir de 1992, influenciada por el flujo exportador hacia Colombia la pesca fluvial tuvo un notable crecimiento, alcanzando en 1995 unas 60.000 tn, lo que representó un incremento de 38% con respecto a 1994. No obstante, el desarrollo experimentado por la pesca continental en Venezuela, la misma ha mantenido los rasgos típicos de la pesca artesanal, con uso intensivo de la mano de obra en la fase de captura y poca incorporación de valor agregado.


En el país se pueden destacar cuatro grandes sistemas fluviales donde se desarrollan las actividades de producción pesquera más importantes a nivel continental:
1. El río Orinoco y sus afluentes, donde se captura un 40% del total de los desembarques comerciales.
2. El río Apure y principales afluentes, en el mismo se registran cerca de un 50% de los desembarques fluviales totales.
3. El lago de Maracaibo y afluentes, en donde se produce un 10% del total de los desembarques.
4. Embalses, en los que se produce aproximadamente el 1% de la producción fluvial del país.

Alimentos Saludables y de Sanidad, SL

Muelle Cánovas
Puerto Marítimo
29001 Málaga
España

Teléfono: 34 951 492 562
Correo electrónico: contacto@seafood-company.com

alt height=